5 agosto, 2020

MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO y Té Matcha

Las mousses son una opción ideal para poner de postre. Esta mousse de chocolate blanco y té matcha es facilísima de hacer y un postre sofisticado. Una opción vistosa y diferente con muy, muy poco trabajo.

A mí personalmente me encanta el té matcha. Cuando fuimos a Japón en febrero a visitar a mi hijo me traje dos kilos, que no falte 🤣🤣🤣

Antes hacía esta mousse solo con chocolate blanco, pero un día se me ocurrió probar a ponerle el té matcha y cambió la receta para siempre.

Pero si a tí no te gusta el té matcha, puedes hacer la mousse de chocolate blanco sin más. Simplemente no le añadas el polvo de té matcha.

Si quieres un color verde más intenso, le puedes añadir un poco de colorante. Yo no le pongo porque creo que es más bonito su color verde natural, pero, nunca mejor dicho, para gustos colores.

Como verás en la receta no le añado azúcar. El chocolate blanco ya es lo suficientemente dulce, si le añades azúcar te quedará muy empalagoso. Así que no es que me haya olvidado 🙂

Vamos con la receta

INGREDIENTES: para 4 – 6 raciones

  • 100 gr. de chocolate blanco
  • 250 ml. de nata para montar (35% de materia grasa)
  • 1 cucharadita de postre colmada de polvo de té matcha

ELABORACIÓN :

Es muy, muy sencillo.

Pon en un cuenco el chocolate blanco a trozos con 50 ml de nata.

Fúndelo al baño maría. Lo puedes hacer al microondas pero has de tener en cuenta que el chocolate blanco se quema con mucha facilidad, si no tienes experiencia, yo te aconsejo que lo hagas al baño maría.

Pones una olla pequeña con agua al fuego, ha de ser más pequeña que el cuenco para que puedas ponerlo encima. Calienta el agua hasta que hierva. Apaga el fuego, pon el cuenco encima y ves removiendo hasta que el chocolate esté fundido (nada, dos minutos).

Añade el té matcha (si la quieres solo de chocolate blanco simplemente no le pongas), retira el cuenco del baño maría y deja que se vaya enfriando mientras montas la nata.

Monta el resto de la nata, lo puedes hacer con una varilla manual o eléctrica. Yo como es poca cantidad en este caso lo hago a mano, así controlo mejor no sobremontar la nata. La nata ha de estar semimontada. Sabrás que está en el punto cuando la nata haga picos blandos, al levantar la varilla hace el pico pero no se queda levantado, vuelve a caer. Espero que lo puedas apreciar en las fotos.

Incorpora la nata al chocolate y mezcla con cuidado.

Pon la muosse de chocolate blanco en las copas o tazas donde la vaya a servir y deja enfriar en la nevera.

A mí me gusta presentar la mousse en copas de cóctel o también queda muy bonita en tazas de té.

Mousse de chocolate blanco y té matcha en copa de cçoctel
Mousse de chocolate blanco y té matcha en taza

Y ya lo tienes, una rica mousse de chocolate blanco y té matcha. Manjar de dioses.

Mousse de chocolate blanco textura

¿TE HA GUSTADO LA RECETA?

No te pierdas ninguna, recíbelas gratis en tu email

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies