mermelada de melocotón casera
DULCES,  FRUTAS,  MERMELADAS

MERMELADA DE MELOCOTÓN CASERA

Lo confieso, soy una fan de las mermeladas caseras. En casa no entra una mermelada industrial, todas las hacemos nosotros y siempre con frutas de temporada. La mermelada de melocotón casera es una de mis favoritas, una receta muy fácil de hacer, como todas las mermeladas y buena no, lo siguiente.

Todas las mermeladas se hacen de la misma forma, así que tomando esta receta de mermelada de melocotón casera de base, puedes experimentar tanto como quieras. Puedes mezclar frutas, añadir especias, licores…, hay un mundo de posibilidades.

Ni que decir tiene que el éxito de una mermelada está en la Calidad de la Fruta, siempre frutas de temporada de buena calidad. Para hacer mermelada no conviene que la fruta esté muy madura, ha de estar madura pero firme. Ante la duda mejor un poquito verde que muy madura.

Veras que en los ingredientes no te doy cantidades sino proporciones. Los ingredientes básicos de las mermeladas son fruta, azúcar y zumo de limón.

Yo utilizo las siguientes proporciones:

  • 60% de fruta (ya limpia sin piel ni huesos)
  • 40% de azúcar
  • el zumo de 1 limón por cada Kg. de fruta limpia.

Por lo demás hacer mermeladas no tiene ninguna dificultad. Lo único que requiere un poco de práctica es saber cuando la preparación ha llegado al Punto de Mermelada, pero te daré los truquillos que uso yo para verlo.

También hay una cosa que es importante, no me preguntes porqué, en realidad no se porqué pasa así, pero por mi experiencia lo mejor es triturar la mermelada a mitad de cocción. Ya te digo que esto no tiene ninguna base científica, pero es mi experiencia, al hacerlo así la consistencia de la mermelada queda más untosa.

Y ya para acabar prepara los frascos con antelación. Frascos de cristal. Hiérvelos unos 20 minutos en agua, no te olvides de hervir también las tapas, y déjalos secar sobre un paño limpio mientras haces la mermelada.

INGREDIENTES:

  • Melocotones de temporada de buena calidad
  • Azúcar (el necesario)
  • Zumo de limón (el necesario)

Puedes hacer la cantidad que quieras, si sigues bien las instrucciones se te conservará en perfectas condiciones dos años.

ELABORACIÓN

Pela los melocotones, quítales el hueso, pártelos a trozos y pésalos.

Una vez pesada la fruta, vamos a calcular la cantidad necesaria de azúcar. Lo hacemos con una simple regla de tres. El peso de la fruta es a 60 lo que el peso del azúcar es a 40. Por lo tanto la fórmula es

Peso de azúcar= peso de la fruta X 40 / 60

Pongamos que los melocotones, una vez limpios nos pesan 1,8 Kg

Peso de azúcar = 1,8 X 40 / 60 = 1,2

El peso de azúcar sería 1,2 Kg.

Luego calculamos la cantidad de zumo de limón. Aquí no hay que ser tan exactos. El zumo de 1 limón por Kg. de fruta límpia. Siguendo con nuestro ejemplo si tenemos un peso de fruta de 1,8 Kg. serían más menos el zumo de dos limones, un poquito menos si quieres, pero no hace falta ser tan exactos, puedes redondear.

Pon todos los ingredientes en una olla y ponla al fuego. Remueve un poco al principio hasta que veas que la fruta empieza a soltar líquido (lo hara enseguida). Cuando rompa a hervir, deja la preparación a fuego medio durante una media hora, removiendo de vez en cuando.

En este punto tritura la mermelada con un turmix y vuelve a ponerla al fuego.

Mete un plato limpio en la nevera o el congelador, lo haremos servir para mirar el punto de mermelada, ha de estar bien frío.

Para comprobar si la mermelada está en su punto, cogemos un poquito con una cucharita y lo ponemos sobre el plato frío.

Si se desparrama aun no está.

Si conserva la forma, la metemos un minuto en la nevera. La sacamos y con un cuchillo hacemos como unos rayos y la dividimos por la mitad. Si conserva la forma, la mermelada ya está, si no dejamos hervir un poco más.

Haz esta prueba cada 5 – 10 minutos, hasta que consideres que está en su punto. Ten en cuenta que la mermelada espesa al enfriarse. Por eso es importante que pruebes el punto de mermelada con una cucharadita, muy poca cantidad para que se enfríe enseguida.

Ya solo te queda envasarla.

Llena bien los frascos y cierra bien. Ten cuidado porque en este punto la mermelada quema mucho.

Dale la vuelta a los frascos y dejalos boca abajo unos 10 minutos para que el calor de la mermelada esterilice la tapa.

Vuelve a darles la vuelta, deja que se enfríen completamente.

Etiqueta los frascos con la fecha en la que los has elaborado y guárdalos en un lugar fresco y protegido de la luz.

Se te conservaran como mínimo dos años. Así que si encuentras buena fruta, no te cortes y haz cantidad.

Una vez abras los frascos, consérvalos en la nevera y te durarán meses, bueno si es que llegan, porque en casa, una vez abiertos, duran un suspiro.

mermelada de melocotón casera

Y ya tenemos nuestra mermelada de melocotón casera, una delicia para el paladar. Una receta fácil, tradicional y sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies