tartaleta de fritata con rúcula y queso de cabra
APERITIVOS,  ENTRANTES,  OTROS ENTRANTES

TARTALETA DE FRITATA, RÚCULA Y QUESO DE CABRA

La fritata es como una tortilla, pero cuajada al horno. Esto te permite utilizar moldes a tu antojo y ofrecer presentaciones originales. Yo en esta ocasión utlilicé un molde de tartaleta, para mi tartaleta de fitata, rúcula y queso de cabra.

Si no tienes molde de tartaleta, puedes utilizar molde de magdalena o muffin y servirlas dentro de un molde de papel para magdalena, queda también muy vistoso y es perfecto como aperitivo o para un bufet o un brunch.

También puedes utilizar un molde grande y después cortarlo en porciones.

En este caso yo hice la fritata de verduras, pero si te quedas con la idea puedes hacer infinidad de combinaciones, imaginación al poder cocinillas.

INGREDIENTES: para 4 tartaletas individuales

  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva y un poco más para engrasar los moldes
  • 4 huevos
  • Rúcula
  • 4 rodajas de queso de rulo de cabra
  • unas gotas de miel
  • sal
  • pimienta al gusto (opcional)

Necesitarás también

  • 4 moldes individuales de tartaleta o de magdalena o muffin
  • 1 soplete de cocina

ELABORACIÓN:

Pica pequeñas las verduras y póchalas en una sartén con las dos cucharadas de aceite y una pizca de sal.

Cuando estén tiernas apártalas a un bol y deja que entibien un poco.

Enciende el horno a 180ºC, mejor en función ventilador si tienes, si no calor arriba y abajo.

Añade al bol de las verduras los huevos, un poco de sal y pimienta a tu gusto y bate bien, igual que si fueras a hacer una tortilla.

Engrasa los moldes con un poco de aceite, yo lo hago mojando con aceite un papel de cocina y pasándolo por el molde.

Llena los moldes con el batido de huevos y mételos en el horno hasta que estén cuajados.

El tiempo de horneado depende del tamaño de los moldes. Si utilizas moldes individuales se te hará muy rápido, en unos 8 – 10 minutos estará hecha. Yo recomiendo vigilar el horno, cuando veas que está un poco dorada pínchala con un palillo, como si fuera un bizcocho, si sale límpio ya está hecha.

Saca la tartaleta de fritata de verduras del horno, deja entibiar y desmolda.

Aliña con un poco de sal y una gotas de aceite de oliva la rúcula y repártela por encima de las tartaletas.

Pon una rodaja de queso de cabra en cada una de ellas, una gota de miel sobre el queso y carameliza con el soplete de cocina.

El molde que utilicé yo es ideal para este tipo de tartaletas porque deja el hueco perfecto, pero no pasa nada si has utilizado otro tipo de molde, le pones encima la rúcula y el queso y te quedará bien igual.

Y ya la tienes, tu tartaleta de fritata, un entrante original, perfecto para un bufet, para un brunch o para lo que te apetezca a tí 🙂

tartaleta de fritata con rúcula y queso de cabra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies