20 octubre, 2020
calamares a la romana

CALAMARES A LA ROMANA, receta fácil

Calamares a la romana, una receta típica de los chiringuitos de verano que, espero, no nos queda tanto para volver a disfrutar.

Esta es una receta muy sencilla de hacer en casa, que gusta mucho a todos y que es estupenda para los niños .

Se pueden acompañar con limón, mayonesa o, como hacemos en casa, con alioli que les da un puntillo interesante.

Un primero ligero, una ensalada de judía tierna, un gazpacho, unos cogollos al ajillo…, unos calamares a la romana de principal y sandía o helado de postre y tienes un menú de veranito para chuparse los dedos.

Es lo que comí yo ayer, que hacía calorcito, para ir abriendo boca al verano 🙂

No se porqué yo tengo asociados los clamares a la romana con el verano, pero ni que decir tiene que los puedes disfrutar cuando quieras, como quieras y donde quieras. Siempre, siempre, son un placer al paladar y a la vista.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES: para 3 – 4 personas

  • 1 Kg. de rodajas de calamar, mejor frescas pero pueden ser congeladas (en la receta te dejo un truquito para que te queden tiernas si son congeladas)
  • 3 huevos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura química tipo royal (la puedes sustituir por un 1/4 de vaso de cerveza)
  • 3 cucharadas de harina
  • Aceite de oliva suave para freir

ELABORACIÓN:

Si compras el calamar fresco pídele al pescadero que te lo limpie y te lo corte en rodajas (guarda las patas y las aletas para otra preparación).

Si lo compras congelado, pon las rodajas de calamar en un cuenco y cúbrelas con leche. Deja descongelar en la nevera y una vez descongeladas las escurres y las secas con un papel de cocina. Con este simple «truqui» te quedarán bien tiernas.

Tanto si el calamar es fresco, como si es congelado, seca bien las rodajas con papel de cocina,para que no te agüen el rebozado.

Mezcla bien los huevos con la sal, la levadura y la harina hasta que quede bien integrado, sin grumos. Si utilizas cerveza en vez de levadura añade 1/2 cucharada de harina más.

Sumerge las rodajas de calamar en el rebozado.

Pon a calentar abundante aceite. Ha de estar caliente pero sin pasarte, para que te hagas una idea, mi vitrocerámica va del 1 al 10 de potencia y yo la pongo al 8.

Fríe los calamares por tandas hasta que estén dorados y los pones sobre un papel absorbente par que escurran el exceso de aceite.

Sirve tus calamares a la romana inmediatamente.

Que aproveche.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies